Inmundicia

jueves, 16 de octubre de 2008


¡Vaya corte, chavales! Resulta que me dirigía hacia casa a las tantas de la madrugada, después de mi ronda ( para variar ) cuando observé incrédulo a una especie de “señora” miccionando en plena vía pública sin ningún tipo de rubor, mira que no pudo buscar sitios más discretos si tanta necesidad tenía; no señor, un héroe como yo no iba a pasar por alto aquello, decidí llamarle la atención y con toda la calma del mundo, se irguió cual luchador de sumo y me preguntó en tono faltón qué me picaba, que tenía un nombre, “Inmundicia” y que era más peligrosa que el Stevie Wonder con una motosierra, todo con una voz gutural y tenebrosa, como si el Farruco pasara por un túnel. Pero la cosa no quedó ahí, la villana empezó a gritar cada vez más alto amenazándome de tal manera que se la oía más que en un casting de OT y encima a esas horas… Me puse muy nervioso sin poder reaccionar y me largué ignorándola con paso apurado, mientras ella seguía gritando que si no se le olvidaba una cara, que si tenía amigos… Si son como ella pueden montar una coral punkarra de miedo, queda pendiente el encuentro Inmundicia, cuenta con ello.


El Capitán Lugo

2 comentarios:

Merui dijo...

A esa Inmundicia la conozco yo.. La he visto algún que otro viernes de madrugada vomitando entre contenedores, meando en los portales y rompiendo vasos y botellas por las aceras...ante la indiferencia de la ley.

Estamos perdidos Capitán Lugo... ¡Haz algo! Ayúdanos!

(Es que no tenemos un batproyector para llamarte.... una lugolinterna aviaría, rapaz?)

Capitán Lugo dijo...

jajajaja me parto contigo...