Tipos duros: Charles Bronson

viernes, 24 de agosto de 2012

No podía faltar en esta galería de actores, un tipo duro entre los duros, un actor al que he seguido en mi niñez y adolescencia puesto que marcó mi generación con su personalidad. Recuerdo cuando hace muchos años ponían en algún bar de la ciudad películas de vídeo, muchas de ellas, por el tipo de público que asistía, eran de acción, sin más pretensión que la de pasar un buen rato; una distracción que se convertía en costumbre y en lugar de reunión para chavales como yo. Así tragábamos pelis de Kung fu cutres, de Bud Spencer y Terence Hill pegando a diestro y siniestro, de Clint Eastwood y como no, el protagonista de hoy, el inigualable, varonil e implacable justiciero: Charles Bronson.

Gracias a Burranzán por la inspiración.

Charles Dennis Buchinski - Ehrenfeld, Pensilvania, 3 de noviembre de 1921 – Los Ángeles, 30 de agosto de 2003

4 comentarios:

perroloco dijo...

Boísimo, outra vez. Oes, xa que polo visto aceptas suxestións aí tes dúas (que en realidade computan coma unha soa, porque moita xente confúndeos): Lee Marvin e James Coburn.
Apertas.

Capitán Lugo dijo...

Perroloco, boísimas as dúas suxestións, tomo nota delas, espero que próximamente vexas algunha, acéptanse máis, eh. Grazas e outra aperta!!

BURRANZÁN dijo...

Un placer, Capitán. Gracias a ti
Me gustó Bronson desde su aparición en "los crímenes del museo de cera", como "colaborador" del genial Price. Este sí era un duro de verdad; cachas por naturaleza, como el desconocido Jorge Rivero. Los de ahora son todo química, y ahí pierden el encanto.
Muy buena la apreciación de perroloco; por cierto, no sé si sabéis que Coburn era íntimo de Bruce Lee, uno de las pocas estrellas que portó su ataúd.

Capitán Lugo dijo...

Caramba, Burranzán, veo que sabes del tema! Cierto lo de Coburn con Bruce Lee, es más, incluso fue su alumno. Coincido contigo con lo de Bronson, era duro pero fresco, natural, fuerte por naturaleza... Los de ahora se ven tan relamidos y tratados con tanto esteroide que cuesta tomarlos en serio.