Ronda por la muralla 01 Encuentro

jueves, 10 de diciembre de 2009


Era de madrugada y llovía, ante mí, el paisaje se difuminaba cuando vislumbré su silueta deslizándose sin pisar el suelo, se acercaba despacio de un lado a otro por el camino de la muralla como si fuera su guardián sigiloso, inexpresiva, se paró ante mí y me tendió una mano.

4 comentarios:

Merui dijo...

Cómo mola el dibu, Capiiiii!

Si yo veo algo parecido a eso por la noche en la calle, palmo fijo.

Pero, claro, tí es o noso supereoe!!!!!


Bicosssss

mel dijo...

Esto de tenderte la mano es porque tenía hambre no ves que está en los huesos, je.

Lucas dijo...

Tiene unos ojos tan grandes como la abuelita de caperucita roja por lo menos.
Creo que habría que llevarle una cestita o algo...

:OD

Capitán Lugo dijo...

Claro, seguro que no me creeis, pero yo la he visto, la mano no me la tendió por hambre, fue un viaje especial, ya os iré contando...