Tipos duros: Jackie Chan

lunes, 15 de octubre de 2012



Cuando tenía unos doce o trece años, veía muchas pelis de artes marciales; como hacía karate me encantaban, me sumergía en esas escenas de lucha y comparaba los movimientos de los contrincantes con lo que aprendía en el gimnasio. Salía del cine con mis amigos dando patadas y simulando los movimientos de las peleas; el artista más famoso de aquellos años setenta era Bruce Lee, pero un día vimos “La serpiente bajo la sombra del águila” Protagonizada por un tal Jackie Chan ¡Uauh! Era muy diferente a lo que conocíamos. El protagonista, generalmente un chico ingenuo y un tanto travieso, recibía tortazos a mansalva porque era muy torpe, entonces, con gran sacrificio, aprendía de un viejo maestro muy gamberro que le enseñaba movimientos secretos que con coreografías consideradas ahora cutres y un poco absurdas le convertían en un gran guerrero. Era en ese momento cuando se vengaba de aquel que le había dado de leches hasta en la cuenta corriente. Personalmente, pienso que todas esas películas influyeron mucho para hacer posteriormente en los ochenta “Karate Kid” que tanto odié por ese motivo, Ralph Maccio era el guaperas de turno que no tenía ni idea de artes marciales, Pat Morita, que hacía de viejo karateca con su: “Dar cera, pulir cera, Daniel Sun” tampoco, ni se acercaba a la gracia del maestro al que estaba acostumbrado a ver con Jackie Chan, me parecía un plagio en plan americano de todo aquello, para colmo, el tal Morita estuvo nominado al Oscar como Mejor actor secundario y lo conocía todo el mundo pero al gran Sho Hai (Yuen Siau Tien) no lo conocía ni su perro. ¡Qué injusto me parecía todo eso! Con los años, Jackie Chan se ha hecho mucho más famoso, hasta llegar a aburrirme, a Ralph Maccio se le ve menos que el tupe del Carlos Núñez, sus “maestros”  seguramente en el otro barrio y yo aún peleándome con la vida, llevándome más patadas que el gato del Steven Seagel. Sniffff...


0 comentarios: