La montaña de la Eterna Niebla

viernes, 23 de julio de 2010


Corrían los años setenta, cuando, a partir de los seis taquitos, comencé a pasar los veranos en Lugo; mi afición por la lectura se había manifestado antes, pero estaba conociendo los cómics, los devoraba insaciables, Mortadelo, Pulgarcito, DDT... También descubrí al Jabato y al Inspector Dan, que aparecía de aquellas en un ejemplar titulado “Bravo” Recuerdo que, un día, sentado en un banco de una estación de tren, habiendo leído los tebeos de turno que mi paciente madre me había comprado para tenerme tranquilo, insistí que quería aún más, a lo que, definitivamente, ella se negó, me puse a llorar para conseguir mi objetivo y cuando ya estaba a punto de rendirme, apareció ante mí, una increíble visión, como la más maravillosa de las hadas, una chica preciosa, vestida a lo hippy, se acercó a mi y me preguntó si me gustaba el Capitán Trueno, mientras de su bolso de lino ocre, sacaba un ejemplar de ese héroe aún desconocido para mí. Esa escena, ha quedado grabada en mi mente para siempre, recuerdo perfectamente hasta el título de ese Trueno Color, “La montaña de la Eterna Niebla” Depositado en mis manos que lo tomaron como si fuera un tesoro, me abrió los ojos hacia un mundo de aventuras fascinantes y llenas de amistad, lealtad, nobleza y amor. Gracias Hada, mi Hada de los cómics, por darme ese maravilloso regalo.

Crepúsculo


Hoy por fin, vi "Crepúsculo" La vi en el Youtube así que no tenía mucha calidad. Lo siento, pero no me gustó, en esa peli son guapos los malos, los buenos, los tontos, hasta el sheriff... es decir, en ese pueblo han exterminado a los feos y a los gordos. Las escena más decepcionante, quizás fue cuando el guaperas vampiro le muestra lo que pasa cuando se enfrenta a la luz del sol directa, esperaba verlo convertido en un Nosferatum o algo así, pero no, sólamente aparece como embadurnado de purpurina ... Parecía que el guión lo había escrito la Barbie. Me pareció una película más para adolescentes. Prefiero ver a José luis López Vázquez de licántropo que al niño vampiro ese, sinceramente lo digo.

La postal de San Valentín

sábado, 17 de julio de 2010


Mi primer amor apareció cuando yo tenía unos trece años, era una niña de mi clase, morena, de pelo corto, ojos oscuros y brillantes, de nariz respingona y tez clara. No dejaba de mirarla sonriendo como un estúpido, ella a veces me increpaba alegremente el por qué la observaba tanto y yo, sin saber responder, me encogía de hombros, bajaba los ojos y se me subían los colores, hasta que, atreviéndome de nuevo, volvía a grabar mentalmente su imagen. Por las noches, en mi cama, susurraba su nombre y me imaginaba mil aventuras en las que terminábamos juntos; era mi inspiración, mi princesa, mi objetivo...
Se acercaba el día de San Valentín y me dije que debía hacer algo, dar un paso adelante en aquella extraña relación, así que compré una postal con una frase de amor y una imagen de una flor, nada fuera de lo común, pero lo suficientemente clara para mostrar mis sentimientos sin tener que escribir mi nombre. Me enteré de la dirección de su vivienda y finalmente, la introduje en su buzón muy nervioso, me sentía entusiasmado por el acto y en esos días, no me atrevía a dirigir mis infantiles pupilas hacia ella como había hecho anteriormente, aguardaba una respuesta suya, aunque tampoco sabía cómo podía dármela. Unos días más tarde, una compañera de clase, me aclaró que mi admirada chica, había comenzado a salir con un alumno de otra clase. Un chico tan romántico, me dijo, que incluso le regaló una postal de amor de manera anónima... ¡Mi postal! ¿Cómo podía ignorar que realmente había sido yo? Muchas veces me pregunté eso. Aprendí que interpretamos las respuestas según lo que buscamos, para ella, yo no estaba en esa acción del catorce de Febrero, estaba su otro chico, con el que siguió y yo, simplemente, había sido el niño tímido que la miraba sonriendo en clase.

Discusión

viernes, 16 de julio de 2010


No puedo tener ninguna relación, al poco tiempo de comenzarla, la chica nota que guardo un secreto y que no aclaro lo que hago muchas noches; no puedo revelar que soy un superhéroe, es entonces cuando piensan que ando con otras, o por lo menos, que no soy tan importante para aguantar mis paranoias y me abandonan. Al final, mi compañera más fiel es la soledad, al menos ésta, no se enfada conmigo por ocultar mi dedicación nocturna.

Un buen amigo

Cansado

jueves, 15 de julio de 2010




Me siento cansado de luchar, de definir una trayectoria que parece no tener fin, nada cambia; mi princesa siempre estará secuestrada por dragones, el enemigo será el mismo por mucho que se diferencie su rostro, mis mejores aliados van cayendo por el camino, mis batallas son cada vez más agotadoras y sangrientas, mis heridas tardan más en cicatrizar... Me siento cansado, muy cansado de luchar.

El Señor de los Mosquis - Dygrafilms

domingo, 4 de julio de 2010

Hace ya unos años, trabajé en este proyecto, realizado por la empresa Dygrafilms para "Manos Unidas", participé duramente como texturizador de personajes y props, fondos, retoque de fotogramas... E incluso colaboré como actor de doblaje, un mundo que me resultó curioso a la vez que un tanto cerrado aquí en Galicia; me quedó claro, que no cualquiera puede en estos lares vivir de esta profesión. Todo me vino un poco de rebote; en "El Bosque Animado" había puesto la voz a "Hoho", uno de los personajes que aquí aparece, dicho doblaje, fue dirigido en Madrid por José Luis Angulo (¿Recordais la voz de David Hasselhof en "El Coche Fantástico"?) Un excelente profesional del que guardo muy buen recuerdo, al igual que mis compañeros con los que alucinaba escuchándolos. Para resumir, que quiero mostraros el resultado de todo esto. También quiero recordar a esos increíbles amigos que hice en Dygra, que desde aquí les mando un fuerte abrazo. "Que el hombre te ignore" Espero vuestras opiniones.